Home World AMERICAS Masters de Londres: la esperanza a la que debe aferrarse Diego Schwartzman...

Masters de Londres: la esperanza a la que debe aferrarse Diego Schwartzman para soñar con las semifinales


Diego Schwartzman debutará este lunes a las 11 de la Argentina en el Masters de Londres. Será ante Novak Djokovic por el grupo “Tokyo 1970”, bautizado en honor a la primera edición del torneo, celebrada hace 50 años. El Peque, octavo preclasificado del torneo, es a priori el jugador con menos chances de meterse en semifinales. Sin embargo, su gran momento lo ilusiona con la posibilidad de dar una sorpresa. Además, el certamen abre la posibilidad de clasificarse a la segunda fase hasta con un solo triunfo en el round robin.

Así, aunque en los papeles sus chances sean muy escasas, el porteño podría ganarse un lugar entre los cuatro mejores de la cita británica. ¿Cuál será la clave para lograrlo? Mantenerse enfocado todo el tiempo, no regalar nada y evitar las derrotas fáciles, porque cada set y cada game ganado pueden pesar a la hora de un desempate para determinar las posiciones finales del grupo.

El Masters se disputa con un sistema diferente al de la mayoría de los torneos del circuito. Los ocho jugadores se dividen en dos zonas y juegan todos contra todos en la primera etapa, conocida como round robin. Los dos mejores de cada zona avanzan a la segunda fase.

Schwartzman, entre los ocho “Maestros” de la temporada. Foto Twitter @atptour

Las posiciones finales del grupo se determinan por el mayor número de victorias. Si hay empate, se tiene en cuenta la cantidad de partidos jugados: un record 2-1, por ejemplo, es mejor que un 2-0.

Si la paridad continúa entre dos jugadores, se quiebra por el resultado del partido que jugaron entre ellos. Si el empate es entre tres, se tienen en cuenta el porcentaje de sets ganados, el porcentaje de games ganados y finalmente, la posición en el ranking mundial luego del último torneo ATP del calendario.

El año pasado, por ejemplo, Rafael Nadal se quedó afuera en la primera etapa porque quedó igualado con dos victorias y una derrota con Stefanos Tsitsipas y Alexander Zverev, pero cerró la primera fase con menor porcentaje de sets ganados que el griego y el alemán (50% contra 71% y 67%). Por eso, quedó tercero en el grupo Andre Agassi y no paso de ronda.

En ese particular formato radica la gran esperanza de Schwartzman para soñar con una semifinal.

El argentino llegó a Londres en el mejor momento de su carrera, luego del quiebre que vivió en el Masters 1000 de Roma. En la capital italiana venció por primera vez a Nadal en cuartos y perdió la final ante Djokovic. Luego pasó por Roland Garros, donde alcanzó sus primeras semis en un Grand Slam y cosechó suficientes puntos para meterse por primera vez en el top ten.

Y tras jugar otra final en Colonia, donde perdió con el alemán Zverev, uno de sus rivales en el grupo de Londres, firmó su clasificación al torneo de la capital británica, al alcanzar los cuartos en París.

Confiado y con su tenis en un alto nivel, Schwartzman avisó en la previa de su debut en el O2 Arena londinense que no se conformará con jugar y que saldrá a la cancha a competir. Pero el escenario no se presenta sencillo para el Peque, que será el único debutante de su grupo, por lo tanto, el único que jugará por primera vez en esta superficie.

Además cayó por sorteo en la zona más complicada para él: Djokovic, el ruso Daniil Medvedev y Zverev, tres jugadores que, por historia en canchas duras indoor y por el presente que están viviendo, más podrían complicarlo.

Djokovic, que buscará su sexto título de “Maestro” para igualar el récord de Roger Federer, lidera el historial de enfrentamientos con el porteño, a quien venció en los cinco duelos que jugaron previamente.

Medvedev, cuatro del ranking y reciente campeón en París, también es imbatible ante el argentino. Se enfrentaron cuatro veces, todas con triunfos del ruso. La última, hace diez días en los cuartos de ese Masters 1000 de la capital francesa en la que el europeo levantó el trofeo.

Schwartzman deberá vender cara la derrota, e intentar robarse algún set y la mayor cantidad de games posible. Foto REUTERS/Gonzalo Fuentes

Schwartzman deberá vender cara la derrota, e intentar robarse algún set y la mayor cantidad de games posible. Foto REUTERS/Gonzalo Fuentes

Zverev, en tanto, es el único al que Schwartzman ya le pudo ganar. El Peque lo venció en dos de los cuatro enfrentamientos previos, aunque el alemán, número siete del ranking, se impuso en los dos duelos que se jugaron bajo techo. Y también llegó a Londres en alza, tras hilvanar en el último mes tres actuaciones excelentes en citas de canchas de cemento indoor: dos títulos en torneos consecutivos en Colonia y final en París.

Frente a ese escenario adverso, será clave que el argentino aproveche al máximo cada posibilidad que se le presente en todos sus partidos. Necesitará ganar al menos uno de sus tres compromisos. Pero además, en los que no pueda festejar, deberá vender cara la derrota, intentar robarse algún set y llevarse la mayor cantidad de games posible, para tener “armas” para ganar un hipotético desempate. 

Para eso tendrá que jugar cada partido como si fuera una final, mantenerse enfocado, evitar los altibajos o los baches mentales y tratar de sacar a relucir su mejor tenis, ese que lo llevó justamente a clasificarse a este torneo. Y jugar muy sólido con su devolución, como él mismo reconoció.

“Todos son grandísimos jugadores, algunos más agresivos, otros más defensivos, pero la mayor diferencia es que tanto Zverev como Medvedev vienen sacando increíblemente bien y eso quita mucho ritmo a los partidos. Voy a tener que arreglármelas para devolver”, analizó en una charla con la ATP.

El desafío es muy grande. Las chances de lograr ese objetivo de avanzar a semis, muy pocas. Pero Schwartzman no tiene nada que perder. En los papeles, es el jugador con más débil, el que menos posibilidades tiene de superar el round robin. Pero él sabe muy bien lo que remar contra la corriente. ¿Podrá dar el batacazo?

HS

Mirá también

Cuando el Masters se tiñó de celeste y blanco: esa aplanadora llamada Guillermo Vilas y la sorpresa de David Nalbandian

Mirá también

Diego Schwartzman:



Source link

Must Read

Self-Enforcing Contracts: A Good Tool for Tough Markets

1. Draft Your Contract for the Applicable Country In How Not to be in...

Self-Enforcing Contracts: A Tool for Tough Markets

1. Draft Your Contract for the Applicable Country In How Not to be in...

How To Protect Your IP Internationally: The Extreme Basics

I recently spoke with the in-house international IP lawyer at a high tech...

How to stay out of Foreign Jails and What to do if Arrested

Yesterday, in Americans, Australians, British and Canadians Are Being Singled Out in China...

Americans, Australians, British and Canadians Are Being Singled Out in China and I’ve Got Proof

One of the things I’ve done since the inception of this blog is...