Home World AMERICAS Quieren abrir el primer refugio de caballos maltratados en Tigre

Quieren abrir el primer refugio de caballos maltratados en Tigre


Fue hace nueve meses cuando Lorena Sosa, vecina del municipio de Tigre de 44 años, decidió empezar con la compleja tarea de rescatar caballos que se encuentren lastimados, maltratados, enfermos y abandonados. Su misión está lejos de ser sencilla y accesible. Sin embargo, hoy lucha junto a su familia por abrir el primer refugio de caballos en el distrito.

“Un día me contactan unas personas de Benavídez diciendo que había cuatro caballos que estaban muy mal, que estaban en un terreno con el agua hasta la rodilla y llenos de barro”, cuenta Lorena Sosa, que si bien su labor como rescatista inició hace relativamente poco, su amor por estos animales existió desde siempre.

Esa fue la primera vez que Sosa decidió no darle más vueltas al asunto y llevar directamente los cuatro caballos a su casa, lugar en donde actualmente tiene 15 equinos en rehabilitación.

Uno de los primeros caballos rescatados por Lorena Sosa y su familia.

La problemática de muchos distritos del GBA con respecto a la protección de los caballos es histórica. La tracción a sangre, entendida en este caso como el uso de un animal para arrastrar un carro u otro dispositivo y transportar carga con el empleo de su fuerza, es una práctica que se ve diariamente en las calles. Para hombres, mujeres y, en muchos casos, niños se trata de una herramienta de trabajo. Los caballos empujan los carros cargados de cualquiera que sea el cargamento que se transporta.

“Llegan cargados y cansados, los dejan al sol, no los alimentan, los dejan atados al carro. Ni siquiera cuidan su herramienta de trabajo”, dice Lorena Sosa, a quien igualmente le parece importante reconocer que conoció casos en los que los dueños tenían al animal en buenas condiciones.

Las charlas con las autoridades del municipio iniciaron hace un tiempo. Gisela Zamora, concejal de Tigre y también esposa del actual intendente del distrito Julio Zamora, se involucró especialmente en el caso de Lorena Sosa.

Se presentaron varios proyectos años atrás en busca de una solución a la problemática. Sin embargo, nadie había tomado la iniciativa de empezar a ocuparse activamente del asunto. Como si lo está haciendo Lorena Sosa ahora.

Gisela Zamora y Lorena Sosa durante una visita que realizó la concejal a la casa de Sosa, donde cuida a los caballos recuperados.

Gisela Zamora y Lorena Sosa durante una visita que realizó la concejal a la casa de Sosa, donde cuida a los caballos recuperados.

“Quiero que se llame Refugio Caballos Rescatados en Tigre”, afirma Sosa, pensando en ese sueño que espera se haga realidad. Ella, su pareja y sus tres hijos buscan crear el primer refugio para caballos del distrito, para finalmente disponer de un lugar seguro donde llevarlos y rehabilitarlos. “No hay ninguna organización actualmente. Hay un montón de gente que rescata y después busca un lugar donde mandarlos”, explica.

El intendente Julio Zamora y Gisela Zamora ya se comprometieron a iniciar las acciones correspondientes para agilizar el proceso. ¿El siguiente paso fundamental? Encontrar un campo o predio, ya que actualmente se las ingenian con espacios prestados por vecinos que ofrecen su ayuda constantemente.

Y así es como su trabajo subsiste: con vecinas y vecinos que ayudan y colaboran constantemente donando alimento, como bolsas de avena, con veterinarios que ofrecen sus servicios sin cobrar y con la atención de la gente que mira y denuncia.

El proceso hasta lograr el rescate

Uno no puede ir a la casa del dueño y decirle vengo a sacarte el caballo porque lo estás maltratando. Hay toda una gran complejidad, aun constatando que el caballo está en mal estado o maltratado”, explica Lorena Sosa, que también es colaboradora de la ONG Centro de Rescate y Rehabilitación Equino (CRRE), ubicada en Magdalena, en la provincia de Buenos Aires.

Oscar Andrés Navarro, pareja de Lorena Sosa, quien también ayuda en el proceso de cuidado y rehabilitación de los equinos.

Oscar Andrés Navarro, pareja de Lorena Sosa, quien también ayuda en el proceso de cuidado y rehabilitación de los equinos.

Desde el Ministerio Nacional de Justicia y Derechos Humanos aseguran que el trámite se trata de una denuncia penal, que se realiza de forma gratuita y puede hacerse en la comisaría más cercana, en la fiscalía o en el Juzgado de instrucción, según donde uno viva. O llamando al 911 en el caso de que se trate de un hecho de maltrato ocurrido en un lugar privado.

Sin embargo, el proceso es lento y no pone como prioridad el resguardo del animal. “El otro día me toco ir a un lugar, al cual fuimos con la policía, y tuvimos que llevar a un veterinario, quien tuvo que constatar el maltrato y la desnutrición de los caballos. Eso se le pasó a una fiscal y todavía estamos esperando, mientras los caballos siguen ahí”, cuenta Sosa.

Entre los principales problemas con los que Lorena Sosa y su familia se encuentran a momento de rescatar un caballo son: desnutrición, graves lastimaduras en el lomo por estar atados a los carros durante muchas horas, cólicos, rengueras, por mencionar algunos.

Su nombre es Tomi y es uno de los caballos que cuidan Lorena Sosa y su familia. Hace un tiempo que quedó ciego de ambos ojos como consecuencia de los golpes de sus anteriores dueños.

Su nombre es Tomi y es uno de los caballos que cuidan Lorena Sosa y su familia. Hace un tiempo que quedó ciego de ambos ojos como consecuencia de los golpes de sus anteriores dueños.

En muchos casos, los equinos deben ser trasladados hasta la organización CRRE, ya que por su delicado estado no pueden ser recuperados en Tigre. “Un traslado de un caballo muy complejo desde Tigre hasta Magdalena sale $12.000”, afirma Sosa, que admira el esfuerzo y trabajo que llevan a cabo desde la ONG.

Si bien la ley 14.346 de maltrato animal, sancionada y promulgada en 1954, en su artículo dos considera como maltrato, entre otras cosas, a: emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas y hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, en la práctica esto sigue ocurriendo.

Por esta razón, desde la familia de Lorena Sosa consideran que parte de la solución a la problemática pasa por la revisión de los marcos legales que debieran proteger a los animales. “Yo creo que estaría bueno rever la ley, repensar los artículos y ajustarlos a las demandas actuales específicas porque la realidad actual y las necesidades actuales para los equinos son muy diferentes”, plantea Rafael Gaarn, uno de los hijos de Sosa.

Lorena Sosa sabe que el proceso será largo y habrá que esperar. Sin embargo, aguarda con esperanzas que las promesas y compromisos asumidos ayuden a ponerle fin a esta problematica, aunque sea de forma paulativa.

“Sería muy bueno que en Tigre haya un lugar donde pueda ir un caballo rescatado y pueda salir del horror que le toca vivir”. Y agrega con confianza en lo que aún queda por venir: “Creo que, si en Tigre se puede llegar a armar el refugio de caballos con veterinarios y con colaboradores, muchos municipios imitarían lo mismo”.

AC



Source link

Must Read

Global Law and Business Podcast – Nadia Lazareva (Hong Kong and Banking)

Listen HERE or stream on Spotify, Apple Podcasts, Google Play, Amazon Music, Stitcher, or Soundcloud! The large-scale shift to telework brought on...

China Employer Audits and Signed Employment Agreements

8No foreign employer is too small for China’s employment law regulators and in...

New AD/ CVD Petition –Pentafluoroethane (“R-125”) from China

On January 12, 2021, Honeywell International Inc. filed antidumping (AD) and countervailing duty...

China Employee Terminations when Economic Circumstances Change

Terminating a China-based employee usually requires good cause. A serious breach of employer rules and...

Forced Labor in China: More Import Bans, But Does It Matter?

On January 3, U.S. Customs and Border Protection (CBP) announced a ban on...